5 estrategias para aumentar las ventas

¿QUÉ AFECTA EN UN NEGOCIO ONLINE?

Un comercio electrónico no debe tratarse de la misma forma que un comercio convencional. Existen otros factores a tener en cuenta para saber si un negocio online es exitoso o no. Uno de ellos es la tasa de conversión y otro, la tasa de abandono del carrito. El primero es el principal factor para que la tienda online sea rentable. Se trata del porcentaje de ventas que se consigue por cada cien visitas a la tienda; es decir, cuanto mayor sea esta tasa, mayor será el número de ventas con las mismas visitas. El siguiente factor clave es el de la tasa de abandono del carrito, que, según Sale Cycle, es superior al 70%. Esto quiere decir que, a pesar de que los clientes muestran interés por ciertos productos, no llegan a completar la venta. Esto suele ocurrir por errores en la tienda online que no convencen al comprador: formularios que no funcionan, solicitud de demasiada información, medios de pago inadecuados, etc.

ESTRATEGIAS DE VENTA

El objetivo de cualquier comercio electrónico es el de la obtención de beneficios, y para conseguirlo es primordial reducir esta tasa de abandono y aumentar la tasa de conversión. Para ello, se pueden implementar diferentes estrategias de ventas:

Página web atractiva e intuitiva

Es fundamental tener una web adaptada para evitar que el cliente abandone el carrito. Algunos aspectos a tener en cuenta son:

  • Navegación fácil: debe ser una web intuitiva en la que, aunque sea la primera vez que se entra, se sepa dónde se encuentra el contenido que se busca. Esto se consigue con títulos breves y claros, información concisa e imágenes.
  • Rapidez de carga: según un estudio de KISSmetrics: “1 segundo de demora en la respuesta de una página puede suponer una reducción de un 7% en conversiones”; es decir, una página web debe cargarse inmediatamente para no hacer esperar al cliente.
  • No pedir datos excesivos antes o durante la compra: es importante que se solicite todo en la misma página, para que la siguiente sea la pasarela de pago.
  • Destacar los productos más vendidos, los más baratos o los más atractivos.
  • Gestionar bien las críticas y buscar los comentarios positivos en la propia web y en las redes sociales.
  • Tener siempre a la vista los datos de contacto y de atención al cliente.
Posicionamiento SEO y SEM

El SEO es la clave para incrementar las visitas a la página web. Cuantas más visitas haya, más posibilidades de venta. Se debe conseguir una posición en las primeras páginas de los buscadores, así será mucho más fácil que los clientes accedan a la página deseada.

Por otro lado, invirtiendo dinero en herramientas como AdWords se pueden conseguir resultados mediante diferentes campañas. Según diferentes algoritmos, se van subiendo posiciones hasta encontrarse en los primeros puestos del buscador. Además, estas campañas pueden segmentarse por localización, estación, hora, etc. para que sean más rentables.

E-mail marketing

Cuando se produce un abandono del carrito, no hay que verlo como una venta perdida, sino como una oportunidad de venta. Se puede recuperar al cliente mandándole un recordatorio del producto o similares a su email. Además, siempre será positivo mandar por correo electrónico productos originales que puedan interesar al comprador en días clave del año como el Día de la Madre, del Padre, San Valentín, Navidad, etc. Incluso una vez que el cliente haya comprado algo, después de unos días, se le puede enviar información sobre productos complementarios y conseguir una venta cruzada. Para este tipo de estrategia es evidente que se necesita el email del cliente, por lo que tener un sistema de suscripciones o pedir el correo electrónico antes de realizar el pago será fundamental. Sin embargo, este tipo de marketing debe usarse con cautela, ya que es fácil sobrepasarse y que el consumidor considere como spam toda la información que se le envíe.

Publicidad en Redes Sociales

Utilizar adecuadamente las redes sociales puede convertirlas en una gran ayuda para aumentar las ventas; además, también ayudan a consolidar la marca y permiten la interacción con los usuarios. Cada red social debe utilizarse de una manera, no en todas se debe publicar lo mismo o de la misma forma. Hay que tener en cuenta la extensión de la publicación, el formato de la imagen y el tono que se puede utilizar en cada una de ellas. Llevar una campaña de un producto en redes sociales ayuda a la publicidad de este y genera leads en la página web que pueden aumentan la tasa de conversión.

Descuentos, ofertas, venta cruzada y servicios gratuitos

Esta es la estrategia clásica para aumentar las ventas. Se deben establecer fechas claves para publicar ofertas, estudiar qué productos tendrán descuentos y es clave la sensación de urgencia; es decir, que el producto esté rebajado por cierto tiempo solamente. Esta técnica puede funcionar muy bien para aquellos clientes que estén indecisos y hayan abandonado el carrito de la compra. De esta forma se les puede dar un último empujón.

Por otro lado, una vez que el comprador haya adquirido cualquier producto se pueden poner ofertas a productos complementarios consiguiendo una venta cruzada. Así, un solo cliente puede tener varias ventas y en solo una visita, aumentando de esta forma la tasa de conversión. Por último, se pueden ofrecer servicios gratuitos, como el envío del producto cuando se supera cierta cantidad de dinero. El cliente intentará llegar a esa cantidad para ahorrarse dinero, aumentando las ventas del comercio online.

¿AUMENTARÁN CON ESTO LAS VENTAS?

Implementado estas estrategias de venta y teniendo en cuenta qué buscan los clientes cuando entran a una web para no abandonarla, los beneficios de cualquier e-commerce pueden aumentar. Es importante, por supuesto, estudiar al consumidor más habitual del negocio para saber qué estrategias funcionarán mejor con él, no todos los son iguales ni buscan lo mismo. Es igualmente importante estudiar a la competencia para no estar nunca en desventaja y no perder clientes.